Sígueme por e.mail!

jueves, 25 de octubre de 2012

El enamoramiento: ¿hacia dónde van esas mariposas en el estómago?




¿Existe la persona que desde que la conozco hasta el fin de mis días, me va a hacer sentir mariposas en el estómago cada vez que la veo?
Lo siento, pero ese sentimiento de felicidad eterna con tu media naranja, no existe....y sí! digo con tu media naranja! porque aunque sea tu media naranja verdadera, es muy difícil sentir esas mariposas de por vida!
Existe un mito con la palabra amor que nos hace confundir el amor con el enamoramiento.
El enamoramiento, es una fase que nos hace que, cuando conocemos a esa persona tan especial, tengamos un estallido de hormonas, para arriba y para abajo, y nos provoca esa felicidad máxima, ese estado de atontamiento tan bonito, esa venda en los ojos que no nos deja ver los defectos del otro...y es que la naturaleza es muy sabia...dura el tiempo necesario para que se cree ese sentimiento de apego, de cariño, para que nazca el AMOR.
Ese tiempo suele ser variable, desde unos meses a pocos años, pero se va...tarde o temprano se desvanece, y entonces nos preguntamos y surgen las preocupaciones y las dudas....ya no siento lo mismo que antes! Ya no le quiero? Me he desenamorado? Y sí! Te has desenamorado, pero no es nada malo ni preocupante, ahora ya puedes ver sus defectos, ya llevas un tiempo compartiendo momentos de tu vida con esa persona, y empiezas a crear el amor hacia esa persona. Después de conocer sus defectos (porque sí, ahora te das cuenta de que sus pies ya no huelen a rosas...) toca lo más bonito y difícil de una relación, construir la pareja... aquí se empiezan a hacer los planes verdaderos, y empiezan a materializarse, y de ambos depende que salgan satisfactorios.
También salen los grandes temas de discusiones: es que pasamos mucho tiempo juntos, necesito mi espacio, quiero pasar mas tiempo con mis amig@s, o sol@; porque claro, ahora esa persona ya no es todo, ya te has dado cuenta de que el otro es el otro y tú eres tú, sois dos personas que formáis una pareja, con sus necesidades individuales.
Al fin y al cabo estas cuestiones y muchas otras adversidades son las que superándolas y con ilusión, se llega al amor y se ama.
En conclusión, la fase de enamoramiento es la más bonita, pero sería muy difícil vivir en ese continuo atontamiento enamorado...por ello se acaba y no por ello significa que ya no sientes lo mismo por esa persona. Aunque debo añadir que siempre hay excepciones, para bien, vivir eternamente enamorado de una persona, o para mal, como que se acabe el amor antes de que acabe el enamoramiento.
Pero no os preocupéis, porque el amor también se puede acabar o las necesidades individuales también le ponen fin. Y si es así, pensad que antes de conocer a esa persona también vivíais, erais felices, y al igual vendrá otro nuevo amor.